CCI: oportunidad única de trabajo multidisciplinario colaborativo y complementario

27 abril 2020

Para aumentar la productividad, el trabajo colaborativo es clave, ya que genera un círculo virtuoso para la generación y difusión del conocimiento. Precisamente, este espacio de colaboración es el que es necesario potenciar, según los nuevos directores del CCI.


Este año trajo nuevos representantes para el directorio del Consejo de Construcción Industrializada (CCI), los que fueron elegidos en la Sesión Plenaria realizada el 12 de marzo. Y con ellos, llegó también una visión marcada por la emergencia sanitaria generada por la pandemia de Covid-19. Y es, precisamente, esa mirada la busca que imprimirán con fuerza al CCI. “La urgencia de asumir la prefabricación e industrialización de la construcción en Chile hoy ya no es un tema de convicciones o de ‘ideologías’, es una necesidad”, dice el arquitecto y académico de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile, Francis Pfenniger. 

“Ello nos obliga también a asumir que su apoyo y fomento se debe hacer tempranamente. Me parece que no se trata tanto de convencernos entre nosotros de cómo promover su estudio e incorporación tempranamente entre los estudiantes de las carreras vinculadas al sector: arquitectura, construcción e ingenierías (en orden alfabético), pero sin olvidar la formación técnica. En esto hay un gran desafío que podríamos asumir como CCI”, añade.

Y es que, a juicio de Enrique Loeser, gerente general de Axis Desarrollos Constructivos, “estamos en un escenario y momento muy favorable para esta transformación de la industria de la construcción, para lograr avances y salir de los últimos lugares en productividad e incorporación de TI de todas las industrias”. Sin duda, este ha sido un proceso mundial y los países más desarrollados han logrado éxitos y avances relevantes cuando han formado estas organizaciones que reúnen a todos los actores y las entidades públicas para adecuar la normativa, argumenta el representante de la CChC.

Por ello, Ricardo Fernández, gerente Técnico y de Desarrollo Sostenible de Volcán, aspira a una integración con los distintos centros tecnológicos y de extensionismo del país, “con el fin de integrar la construcción Industrializada con la innovación y la sustentabilidad de las edificaciones”.

Cómo avanzar

Para Fernando Moreno, de Icafal, el CCI es muy activo, con actividades de difusión y alta participación de los socios y grupos de trabajos técnicos permanentes y de muy buena calidad. Por ello, ve necesario continuar por ese camino y llegar a un mayor número de empresas del rubro, porque “una mayor industrialización y tecnificación de nuestra actividad nos permitirá disminuir las desviaciones en costo y plazo de nuestros contratos, ser más competitivos y, en definitiva, tener mejores resultados para nuestras empresas”. 

Además, Moreno cree relevante promover sistemas de industrialización de obras en contratos de infraestructura, explorar su aplicación tanto en el área de vialidad, sanitaria e infraestructura deportiva, “donde me parece que se puede avanzar una enormidad. Cuando se habla de construcción industrializada se la tiende a asociar con elementos prefabricados y construcción modular, aplicados generalmente al área de las edificaciones, siendo que su aplicación puede ser mucho más amplia”. 

A ello se suma el desafío de determinar indicadores propios de construcción industrializada, para “poder comparar entre las distintas obras y verificar nuestra realidad versus otros países más avanzados en estos sistemas constructivos”, considera Ricardo Fernández, para quien lo ideal sería contar con un ente externo que certifique la productividad en distintos tipos de obras. Y también ve necesario avanzar en diseños y especificaciones que consideren materialidades mixtas en las edificaciones.

Además del trabajo colaborativo para acelerar la transformación de la industria, para Enrique Loeser es fundamental lograr que las entidades públicas con las que existe relación, principalmente el MOP, Serviu y Minsal, modernicen sus reglamentos y especificaciones técnicas para permitir la incorporación de productos, procesos y sistemas constructivos prefabricados y/o industrializados.

En ello coincide Francis Pfenniger, dado que “hay que contribuir a despejar los ripios burocráticos y/o normativos que dificultan o restringen el uso de soluciones prefabricadas, ya sea de origen industrial o artesanal”. Asimismo, el académico sostiene que deben hacerse cargo y contribuir a desterrar el prejuicio de que la prefabricación e industrialización de la construcción son sinónimos de construcciones de baja calidad, temporales o feas. “De estos prejuicios somos responsables todos (arquitectos, ingenieros, industria proveedora, constructoras). Hay empresas que han entendido esto muy bien y están desarrollando proyectos muy interesantes que son muy buenos ejemplos a seguir”, especifica.

Por último, “creo que es necesario desterrar la idea que la industrialización y la prefabricación de la construcción son competencia de la construcción llamada tradicional. Es más, una industrialización abierta en base a elementos, componentes o sistemas de origen industrial y prefabricado son los verdaderos socios y proveedores de la construcción, de las empresas grandes y de constructores de menor escala y también de contratistas”, añade el arquitecto.

En ese sentido, hay que contribuir a lubricar las interfases y las relaciones entre los distintos actores de la industria de la construcción, afirma. “Esto se vincula con generar redes, alianzas, capacitación y apoyo, tanto a grandes como a pequeños emprendedores. Aquí hay espacio para todos”, concluye Pfenniger.

Directorio 2020

El directorio del CCI de 2020 quedó conformado por Tatiana Martínez de Hormipret; Juan Carlos Gutiérrez, del Instituto Chileno del Acero; Fernando Moreno, de Icafal Ingeniería y Construcción; Sebastián Fourcade, de Fourcade & Co; y Ricardo Fernández, de Volcán. 

Se suman la Past President Francisca Cruz, gerente general de EI; Erwin Navarrete, jefe de la Ditec del Minvu; Marcos Brito, gerente de Construye2025, programa impulsado por Corfo; Juan Carlos León, gerente general de la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT); Enrique Loeser, representante de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), y Francis Pfenniger, como profesional destacado de la industria.